Skip links

La universidad ¿es suficiente para desarrollarme profesionalmente?

university teacher

Entrar en el mundo académico es el gran paso para muchos que desean comenzar su vida adulta. La verdad es que hay una infinidad de opciones que pueden funcionar para desarrollarse profesionalmente sin necesidad de estar en un salón de clases. 

¿Para qué te sirve la Universidad?

En nuestro mundo moderno, la educación clásica está perdiendo relevancia. Entrar a un salón de clases por 4 o 5 años, no es la idea más atractiva para muchos, pero sigue teniendo muchas  bondades. 

Cuando sales de la preparatoria, tienes un concepto muy básico del mundo. Entrar en un salón en búsqueda de la profesionalización, te ayuda a desarrollar una personalidad más fuerte y estable. 

Joaquin Seefeld, miembro del equipo de Colaborando, lo explica así: “La Universidad te estructura mentalmente muy bien”. Un profesor en la facultad, comenzando en las  primeras semanas, me dijo: “Ustedes vienen acá a aprender a pensar, no a aprender de memoria”

Entrar en la Universidad te da la oportunidad de elegir un mundo en el que todo gira alrededor de tus intereses. Si bien no todas las clases serán de tu agrado, tendrás un abanico de opciones y personalidades que te ayudarán a forjar tu carácter y a crecer como persona. Dejando la ingenuidad de la adolescencia a un lado. 

Ir a la Universidad no es la garantía del éxito 

Hemos escuchado cientos de veces de nuestros padres y abuelos la importancia del estudio, pero la verdad es que en el mundo que vivimos hoy, un título universitario no te garantiza el éxito.

Para poder ser un verdadero profesional, debes tener dos facultades fundamentales: curiosidad y organización. En conjunto con tus clases de la Universidad, debes investigar constantemente qué sucede en el mundo exterior y buscar la manera de ganar experiencia en el campo laboral real.

Debes tener la curiosidad suficiente para siempre querer aplicar tus conocimientos y descubrir todavía más. Debes ser organizado para que todas las áreas de tu vida tengan el mismo nivel de atención y no crees un desbalance perjudicial.

“No hay que matarse estudiando sin saber qué es el mundo corporativo o de trabajo profesional, ni prestarle poca atención a la Universidad. Las dos cosas se complementan muy bien”, explica Joaquin Seefeld. 

Cuando salimos de la protección de un aula de clases, nos damos cuenta que el mundo es muy grande y está lleno de competencias. Para ganar y posicionarte, debes estar bien preparado. 

Rodrigo Berbel, miembro de Colaboran.do, explica que la Universidad muchas veces tiene el pensum atrasado y lo que aprendes no necesariamente te funcionará para aplicarlo en el mundo real.

Hay que partir de la certeza que los planes de estudios en las Universidades están muy desactualizados. Y seguirán así por bastante tiempo más. La tecnología va muy rápido y la Universidad es una máquina tan grandota, tan oxidada, que adaptarse le cuesta un poquito”, comenta Berbel.

Si te quedas solo con los conocimientos teóricos de la Universidad, no tendrás las capacidades necesarias para triunfar en el mundo laboral. Es tu trabajo hacer que esa máquina grandota un poco oxidada y tradicional, encuentre cabida en el mundo moderno y funcione para ti.